Diputació Barcelona cuenta su experiencia frente a la COVID-19 en los webinars de ‘Construyendo Futuro’

17 JunioNoticias Socios

Entre los socios del Club Excelencia en Gestión que están participando en la iniciativa ‘Construyendo Futuro’ también hay organizaciones del sector público como la Diputació de Barcelona. Su coordinador del Área de Desarrollo Económico, Turismo y Comercio, Javier Villamayor, expuso en un webinar online las buenas prácticas adoptadas durante los peores días de la pandemia y los planes de futuro a corto y medio plazo que se han marcado.

A pesar de ser una de las regiones más afectadas, tanto desde el punto de vista sanitario como económico por su densidad de población y su dependencia del turismo, durante todo este periodo no han dejado de emplear hasta el último recurso para dar soporte a las personas que habitan en ella. Siempre poniendo en marcha medidas orientadas a la gestión de la emergencia.

Por ejemplo, a la hora de conseguir equipos de protección individual (EPI), muy escasos en los primeros momentos. Según Villamayor, fue necesario un gran esfuerzo logístico del que han aprendido grandes lecciones. Además, en pocos días fueron capaces de habilitar hospitales de campaña en diversos espacios deportivos para desahogar las UCI.

La necesidad también mejoró la comunicación entre los ayuntamientos y la Diputació, en este caso para contactar con los hoteles que se habían quedado vacíos de turistas para medicalizarlos. Una fórmula de trabajo capilarizada con las entidades locales que no hubiese funcionado de forma centralizada.

Se ha intentado mantener la máxima actividad ordinaria posible, y se han establecido mecanismos para proteger a las personas más vulnerables, como la teleasistencia, llevando comidas a domicilio o reforzando la atención domiciliaria. Tampoco se ha dejado de atender a aquellos con difíciles problemas, como las mujeres víctimas de violencia machista o las personas sin hogar, a las que se ha ofrecido un techo.

Villamayor ha hecho especial hincapié en el complicado trabajo que supuso la gestión de las residencias de ancianos que dependen de la Diputació. Coodinándose con 91 ayuntamientos, han aprendido valiosas lecciones de intermediación laboral para lograr cubrir los 600 puestos de trabajo que se necesitaban para no dejar de dar servicio en estos espacios. “Queremos convertirlo en un caso de estudio para que otras administraciones puedan aprender de ello”.

Otro de los grandes retos alcanzados fue el de habilitar 20.000 puestos de teletrabajo en espacios públicos de toda la región, así como informar puntualmente de las novedades normativas que han ido surgiendo cada pocos días. Por otra parte, se ha aportado atención psicológica a los trabajadores municipales y facilitado la gestión de los servicios funerarios. Se ha dado soporte a los pequeños comercios para que pudieran vender sus productos de forma online y se han creado mecanismos para mejorar el acceso a la educación virtual de toda la población en edad escolar.

Para paliar los efectos económicos que la pandemia ha tenido en la región, desde la Diputació se han puesto ya dos planes de contingencia con una inversión de 1.000 millones de euros en total a repartir entre este año y el 2023. Éstos incluyen varios programas de reactivación económica a corto y medio plazo que van a dar cobertura prácticamente todos los ámbitos de relevancia pública: educación, sanidad, cultura y deporte, asuntos sociales, etc. Pero sin olvidarse de las empresas, muy especialmente de las pymes y de aquellas dependientes del turismo, muy castigadas por la crisis.

Durante su intervención, Villamayor ha hecho diversas reflexiones sobre herramientas de gestión que se han utilizado desde la Diputació y que están muy presentes en el Modelo EFQM. Éstas han sido indispensables para tomar decisiones rápidas y transformar de forma ágil una organización de grandes dimensiones como la suya, siempre en favor de la sociedad.

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Síguenos en

Linkedin Twitter Facebook Youtube