Club Excelencia en Gestión

La evaluación virtual del nuevo Modelo EFQM se realizó a través de videoconferencias eficientes

En ocasiones lo desconocido puede generar cierto recelo. Para evitar que las organizaciones que utilizan el Modelo EFQM y que tienen un Sello EFQM vigente, sientan cierta aprensión a la renovación de su Sello EFQM, José Miguel Tudela, Director de Organización y Sostenibilidad de ENAGÁS, organización social del Club Excelencia en Gestión y poseedora de un Sello EFQM 500+, en la siguiente entrevista comparte su punto de vista sobre la transición al nuevo Modelo EFQM. Un caso real y práctico de una organización que mira al futuro.

¿Cómo se puede ubicar el Modelo EFQM en un modelo de gestión integrado como el vuestro?

En nuestro caso, desde que comenzamos la implantación del Modelo EFQM en 2007, siempre lo hemos considerado como parte de un modelo integrado de gestión más global que denominamos “Modelo de Gestión Sostenible”. 

En este marco, el Modelo EFQM convive con otras herramientas de evaluación, de forma que cada herramienta tiene un grado de especialización importante en alguna dimensión de gestión. Este es el caso, por ejemplo, del índice Dow Jones Sustainability Index en el ámbito de sostenibilidad o nuestro modelo de grupos de interés en la gestión de los mismos.

En el caso del Modelo EFQM, la distintas evoluciones que ha experimentado el Modelo durante los últimos años han ido en muchas ocasiones dirigidas a potenciar la consideración dentro del modelo de dimensiones que nosotros ya teníamos en el modelo integrado a través de otras herramientas (es el caso de la sostenibilidad o la gestión de los grupos de interés), aspecto que ha reforzado aún más el enfoque conjunto en un mismo modelo de gestión.

De esta forma ,el Modelo EFQM se ubica dentro de nuestro modelo como una de las herramientas que tienen un alcance más global y que se ve complementada por otras herramientas que permiten un análisis más específico y especializado de dimensiones como la sostenibilidad o la gestión de grupos de interés.

 

Vosotros realizasteis una evaluación piloto con la versión 2020 del Modelo en remoto. ¿Qué pros y qué contras plantea esta nueva modalidad?

En nuestro caso efectivamente se juntaron dos novedades: el nuevo Modelo EFQM y la evaluación en remoto y en muchos casos es difícil separar qué resultados son fruto del nuevo modelo y cuáles son consecuencia del hecho de que la evaluación sea online.

Las principales ventajas que hemos identificado como resultado de la evaluación en remoto son aquellas que tienen que ver por un lado con la planificación y la gestión de los tiempos (puntualidad en las reuniones, aprovechamiento del tiempo, accesibilidad a la información) y por otro lado con la facilidad de acceso simultaneo a distintas personas en ubicaciones distintas. En cuanto a los inconvenientes si tuviera que identificar uno sería la mayor dificultad que existe a la hora de transmitir la cultura de la organización.

 

¿Qué caracteriza a la evaluación llevada a cabo de esta manera?

Es cierto que antes de realizar la evaluación teníamos cierta desconfianza sobre este método, pero supongo que la misma desconfianza que teníamos respecto al trabajo en remoto en general, y creo se ha demostrado con creces que es una vía adicional muy productiva y que se mantendrá en el futuro.

Algo positivo que nos ha traído esta situación excepcional derivada de la crisis sanitaria, ha sido evidenciar las ventajas que puede ofrecer trabajar online y la demostración real de que se puede trabajar así.

La evaluación virtual del Modelo EFQM se realizó a través de videoconferencias eficientes, concretas y productivas de forma que nuestra principal conclusión es que el cambio de modalidad no alteró la calidad del resultado y el valor obtenido de la evaluación.

Desde mi punto de vista, el gran reto a futuro tanto para las evaluaciones EFQM como para el trabajo en remoto en general será llegar a un modelo mixto que pueda utilizar lo mejor de cada uno de los mundos. Podemos pensar erróneamente que haber trabajado en remoto ya demuestra la aplicación y estructura del modelo mixto, pero creo que aún estamos lejos de esta situación. Si no trabajamos en su definición volveremos a la situación anterior, con el mismo grado de desconexión que ya tenía la gente que trabajaba antes en remoto.

 

En comparación con la versión 2013, ¿cuáles son los principales beneficios que habéis detectado en la evaluación con la nueva estructura del Modelo EFQM?

El Modelo EFQM permite a Enagás y a cualquier empresa y organización, independientemente de su sector de actividad, enfocarse hacia la excelencia, gestionando el cambio de forma ágil y, al mismo tiempo, mejorando su rendimiento para crear un valor sostenible.

Esta nueva versión del Modelo EFQM  incorpora la perspectiva del futuro, introduciendo la innovación, la capacidad de adaptación y transformación a su forma de trabajar actual. De este modo, el nuevo modelo refleja la necesidad de una visión a largo plazo que complemente los resultados actuales.

El nuevo Modelo EFQM  tiene una estructura más lógica en comparación con el anterior modelo, con un lenguaje más sencillo y directo, lo que facilita su comprensión y comunicación. Creo que ha sido clave estructurar todo el Modelo en tres grandes bloques: Primero: El “Por qué”, haciendo referencia al propósito, a la estrategia, a la cultura; segundo: el “Cómo” creas valor sostenible, implicando a tus grupos de interés y en un entorno en constante transformación; y tercero, “Qué” resultados obtienes: cómo éstos son percibidos y cuál es el rendimiento tanto a nivel estratégico como operativo.

En el entorno VUCA en el que nos encontramos actualmente era necesario un Modelo más dinámico y adaptable que permitiese recoger la necesidad que tienen las organizaciones actuales de adaptarse al futuro. Este foco en la transformación no sólo se adapta más a la realidad actual de las organizaciones, sino que aumenta el valor que aporta el Modelo EFQM. Además, el nuevo modelo incluye nuevos conceptos cuya relevancia está siendo más evidente en los últimos tiempos y que en el anterior modelo no tenían tanto peso, tales como cultura, ecosistema, liderazgo, etc.

Adicionalmente, el nuevo Modelo incorpora niveles de puntuación adicionales que conjuntamente con lo descrito anteriormente creo que servirán como reimpulso del concepto de excelencia. Empresas que lleven muchos años trabajando con el Modelo pueden tender a acomodarse y este cambio creo que servirá como catalizador para una mayor involucración e impulso del Modelo EFQM dentro de la empresa.

En el siguiente vídeo podrás ver la intervención de José Miguel Tudela durante la jornada de Buenas Prácticas organizada por el Club Excelencia en Gestión: De la versión 2013, a la versión 2020 del Modelo EFQM. Cómo hacer una transición exitosa.

Galería de imágenes
Genérico
Innovación
Modelo EFQM
Gran empresa
Micro-pyme
Pyme
modelo EFQM
Modelo EFQM 2020
Enagás
innovacion
transformacion
Evaluación EFQM
Plataforma de Evaluación EFQM Digital
Sello EFQM
beneficios sello EFQM

Comparte

Valoración
Newsletter En 1 minuto_Manuel Aradillas
... en 1 minuto

Manuel Aradillas Cotán, Consultor de Desarrollo Organizacional, socio fundador de Valores Consultoría, organización socia del Club Excelencia en Gestión, comparte en esta entrevista su particular visión sobre la Excelencia.

P. José Carlos Ruiz Dtor Gral Valdeluz
#MuestraTuSello

José Carlos Ruiz, Director general del Colegio Valdeluz, nos cuenta en esta breve entrevista, lo que les aporta el Sello EFQM y la razón por la que lo recomienda a otras organizaciones.